Documentales 40

Compartir

Misión suicida: Regreso a sudáfrica

Acompaña a Donald Schultz en su viaje de regreso a Sudáfrica

Donald Schultz se ha visto envuelto en numerosos viajes, entre ellos siempre encuentra especies asombrosas, su trabajo es por demás peligroso, ha enfrentado víboras ultra venenosas y temibles felinos, esta vez deberá confrontar a una especie verdaderamente titánica, el Rinoceronte, un animal solitario y territorial.

Animales que viven en constante peligro, victimas de la caza indiscriminada, por lo que hasta cierto punto se han vuelto hostiles contra el hombre, su cuerno es visto como un preciado trofeo, con más de 2 toneladas y una piel de 5 centímetros de grosor, este animal tiene una esperanza de vida de 60 años

Por regla general solo hay asociación entre una madre y su cría menor, y los machos adultos de todas las especies solo se asocian temporalmente con hembras en tiempos de celo, en sus enfrentamientos, los rinocerontes repiten los mismos gestos una y otra vez hasta que uno de ellos se rinde. Los animales enfrentados aprietan los cuernos uno contra otro y se empujan; no suelen cargar uno contra otro, tal como hacen otros mamíferos con cuernos.

La anterior es su manera de disputar un territorio, nadie debe dudar que así confrontarán a cualquiera que noten ajeno al lugar, además al obtener la victoria, el Rinoceronte en cuestión orina el lugar y a su enemigo mientras se retira, quedando como un subordinado, finalmente el ganador proclama la supremacía hasta que sea retado nuevamente.

Donald Schultz está por empezar una peligrosa misión, debe recolectar sangre de dos enormes Rinocerontes; además, intenta capturar a la serpiente más veloz de África: una víbora de Gabón. En el camino, muestra a detalle cobras, camaleones y a una especie conocida como galagone un pequeño primate nocturno, todo esto en punto de las 16:30 horas, sólo por la señal de Proyecto 40.

Por Brandon Ortíz Reynaga


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40