Kaleidoscopio

Compartir

Chris Kyle, el francotirador más letal

Conoce a ésta arma letal que presumía de haber asesinado a 250 personas

De nacionalidad estadounidense, Kyle nació en Texas en el año de 1974. Como es comúnmente en Texas, el acareaba ganado al estilo “cowboy”, transportó madera a pedido y dejó inconclusa una carrera de administración agrícola en la universidad estatal.

Pronto, se unió a la marina y entró al grupo de los SEAL: una combinación que quiere decir Sea (mar) Air (aire) y Land (tierra). Esta unidad se caracteriza por llevar al límite la resistencia física y síquica de los integrantes. Los SEAL le proveyeron un fuerte entrenamiento donde entre otras cosas, incluía agua a presión sobre su cuerpo si fallaba alguna de las técnicas de francotiradores.

Primero se entrenó para ser una máquina de francotirador: "Como cazador, sabía cómo disparar, hacer que la bala iría del punto A al punto B", cuenta de su posterior aprendizaje de francotirador. Decía que posteriormente aprendió que el arma no debe tocar más que el aire; también del efecto de la rotación de la Tierra en la trayectoria de las balas. Pero faltaba pasar a la práctica y los acontecimientos derivados del 11 de septiembre con las torres gemelas le dieron la ocasión.

En 2003 llegó a territorio iraquí. Se supone que los suyos no iban normalmente más allá de la orilla de la playa. Pero no fue el caso. Se internaron bien adentro y se ganaron cierta fama. En particular Kyle, a quien los insurgentes llamaron El Diablo de Ramadi y por cuya cabeza habrían llegado a ofrecer 80 mil dolares americanos. En las cuatro misiones que cumplió en Irak, Kyle dijo haber sido herido dos veces por balas y alcanzado por unas seis explosiones. Despues de la guerra, kyle abandonó la Marina en 2009 y se mudó a Midlothian, Texas, donde dirigió una compañía dedicada al entrenamiento de militares y policías. Todo parecía ir marchando bien para el francotirador: publicó su autobiografía y se convirtió en bestseller del The New York Times y tiempo después incluso si hizo la película “American Sniper”.

Fue en febrero de 2013 cuando su historia dio un giro inesperado: murió por los disparos de un ex compañero en Irak, a quien había llevado a un campo de tiro. Kyle ayudaba en su tratamiento al soldado quien había sido diagnosticado con estrés postraumático, pero algo se salió de control y en un episodio de estrés, acabó con la vida de Kyle.

Como podrás ver, la vida de un marine no es nada fácil y mucho menos entrar, observa el entrenamiento de soldados de los Estados Unidos, quienes tienen 9 semanas para demostrar que pueden formar parte de los francotiradores de la marina este martes en Entre los mejores, en punto de las 17:30 horas a través de la señal de Proyecto 40.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40