Leyenda Urbana

Compartir

Visita la tenebrosa Isla de las muñecas

Las muñecas parecen tener vida cuando una presencia humana está cerca, ellas te observan

Xochimilco es una de las 16 delegaciones del Distrito Federal, ahí albergan las chinampas, es decir, islas flotantes. La más tenebrosa es la llamada Isla de las muñecas, la cual se encuentra en medio de canales de agua, de ella ha surgido una historia que por años ha llamado la atención de mexicanos y extranjeros.

Se cuenta que en el año de 1950 un hombre llamado Julián Santana y su esposa, vivían en la isla, tenían una niña pequeña. Julián era muy conocido por las personas que vivían en otras islas. Era un hombre trabajador y una de las labores más importantes que hacía era limpiar los canales.

Su vida y la de su esposa cambiaron rotundamente cuando una mañana como cualquier otra, salieron a hacer sus deberes, su hija cayó a uno de los canales y se ahogó. Jamás la encontraron.

Este accidente afectó su vida, sin embargo, para Don Julián, fue un golpe que jamás pudo superar. Desde ese día salía por las mañanas para buscar a su hija, tenía la extraña obsesión de encontrar su cuerpo flotando por el agua, él sólo quería encontrarla.

Una de las acciones más recordadas de Don Julián fue que comenzó a colgar muñecas en su isla, en memoria de la niña. Las muñecas las colgaba en árboles, palos y en cualquier lugar.

El 17 de abril del 2001, Don Julián perdió la vida en el mismo lugar que su hija, esto provocó que la isla tuviera otra vibra, en donde dos almas en pena recobran la vida a través de los ojos de las muñecas

Hoy en día hay más de tres mil quinientas muñecas, las cuales existen desde hace más de 60 años. Cada una de las muñecas es única, tienen características diferentes, algunas no tienen ojos, otras están quemadas por el sol, unas no tienen ropa y están colgadas en los árboles como si estuvieran ahorcadas, pero hay algo que las caracteriza a todas por igual, y es que, cuando una presencia humana viva hace el recorrido por la isla, se puede sentir como si todas aquellas muñecas lo estuvieran observando, incluso las que no tienen ojos.

Existe un mito que cuenta que no se puede tocar ninguna muñeca, ni sacarla y mucho menos moverla de lugar, así como tampoco una persona puede imaginar que se le esté haciendo daño. Si se recurre a hacer alguna de estas cosas, la energía negativa que tiene la isla puede causar malestares en la persona.

Hay historias de jóvenes que han jugado con ellas sin importar el mito. Una de las más famosas fue cuando un grupo de chicos de preparatoria movió de lugar una de las muñecas, lo hicieron para jugar con el mito, ya que ninguno creía que fuera real. Después de salir del recorrido los chicos abordaron su automóvil y justo antes de salir tuvieron un accidente en el que todos murieron. Se cuenta que lo que ocasionó el accidente fue la mala energía del lugar.

Don Julián creía que una de las muñecas era milagrosa, actualmente personas de todo el mundo la visitan para pedirle milagros, a cambio le dejan relojes, medallas, dinero, dulces y entre otras pertenencias.

Así que ya sabes, si estás dispuesto vivir esta experiencia, no olvides llevar una muñeca para contribuir a la colección.

No te pierdas Leyenda Urbana a través de la señal de Proyecto 40 en punto de las 21:30 horas.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40