Alta Definición

Compartir

Alta definición: Zombi

El fenómeno zombi es un suceso que a medida que pasa el tiempo parece cobrar más fuerza en vez de perderla.

Actualmente existen cientos y miles -si no es que millones-de manifestaciones de todo tipo para referirse a los llamados muertos vivientes.

Ya sea en el cine, la literatura, los videojuegos, los cómics, etc., los zombis, son manifestaciones de un colectivo que parece: ha perdido la esperanza en la humanidad. En gran parte de las metaficciones -si no es que en todas- que aluden al tema, se encuentran mundos retorcidos y caóticos, donde la humanidad ha quedado devastada y hay que lograr una supervivencia, aunque esto signifique terminar con la vida de un congéneres. Todos ven por uno y para uno, el colectivo ha muerto: sólo unos pocos podrán resurgir en estas nuevas pseudo-sociedades.

Pero, ¿qué hay con los zombis?, ¿dónde nacieron?, ¿por qué su fama incrementó de manera tan desproporcional en los últimos años?

La palabra zombi, según la Real Academia Española, es un término acuñado en el occidente del continente cuna de la vida, o sea: África. Muchas son las desavenencias entre un origen u otro, pues hay quienes afirman que nació en el oeste hindú con “jumbie”: fantasma; lo que descoyuntaría esta idea del África occidental, pues la india se halla al oriente, tanto así, que ya es otro continente. Otros hablan de la República Democrática del Congo, con “nzambi”, que quiere decir “espíritu”.

Lo cierto es que la palabra llegó al inglés en 1871 (según el diccionario Meriam-Webster) y proviene del criollo luisiano o del criollo haitiano y es de origen bantú: “nzúmbe”, quiere decir: fantasma. Para después cruzar la frontera y llegar al español como zombi.

Según la tradición vudú, el zombi era aquél que era dominado por un bokor, quien se encargaba de traerlo de entre los muertos. Pero en realidad eso jamás fue así, pues según algunas investigaciones, revelan que estos mandaban a los supuestos muertos vivientes a un estado parecido al de la catalepsia, lo que quiere decir, que sus signos vitales eran llevados al plano más bajo, o sea (casi) imperceptibles para los médicos.

Después de ser enterradas estas personas, eran exhumadas por estos hechiceros para, con otra fórmula, dejarlos en un estado de aletargamiento y embrutecimiento, permitiéndoles a estos manipularlos de manera eficaz, y poder exigirles labores sin ninguna clase de recompensa.

Si bien este tema es algo que ha estado durante muchísimo tiempo en la literatura como en otras manifestaciones artísticas (una de las primeras obras en ver la luz fue “El zombi del gran perú” del escritor francés: Paul-Alexis Blessebois).

Actualmente los zombis son una realidad con la que frecuentamos a diario, ya sea por series televisivas o usadas como atracciones en parques de diversiones.

Si quieres saber más sobre el tema, no te pierdas en “Alta definición”: Zombis, este sábado a las 20 horas sólo por la señal de Proyecto 40.

J.R.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40