Quinto Poder

Compartir

The Beatles 1969: el año del Concierto en la Azotea

El mítico cuarteto de Liverpool no pudo tener un mejor adiós

Ni los gélidos vientos londinenses, ni las quejas de los vecinos frenaron el último concierto que los Beatles nos regalaron desde la azotea de Apple records, el 30 de enero de 1969. John, Paul, George y Ringo, acompañados por el piano de Billy Preston, interpretaron canciones del álbum Let it be.

Todo empezó desde temprano, mientras el grupo grababa su accidentado álbum Let it be, de pronto se les ocurrió “hacer una locura”, se miraron, tomaron sus instrumentos y sus abrigos, subieron a la azotea y encendieron los amplificadores. El edificio localizado en el número 3 de la calle Saville Row en el centro de Londres fue el epicentro de varios guitarrazos y pruebas de sonido que despertaron dicha ciudad, el cuarteto de Liverpool daría su último concierto en una improvisada sesión.

Sólo querían tocar como en sus inicios, con sus guitarras y sus voces, sin un estudio, ni arreglos u otra cosa, volver a la esencia del grupo, el más renuente era George Harrison, quien consideraba una pérdida de tiempo el subir y dar una especie de “palomazo”, McCartney y compañía se limitaron a decirle “¿Por qué no?”, así que terminaron convenciéndolo.

El mini concierto sería grabado, así como todo el documental del álbum que estaban construyendo. De esta manera el mundo vivió un momento memorable, el concierto en la azotea comenzó a filmarse con una película de 35 milímetros, lo que daría una especie de toque granulado a la imagen. Después de instalar todo, se comenzaron a ordenar, en el centro Lennon y Harrison, a la izquierda McCartney, detrás de ellos Ringo con una pequeña batería y al fondo, casi fuera del cuadro de la cámara, se ubicó el piano de su amigo Billy Preston.

Siendo una zona de oficinas, alguien se quejó del ruido, las grupis no tardaron en llegar y la policía hizo su aparición, ante la orden de “Bajen el volumen”, los Beatles sólo continuaron, – de hecho un final perfecto para ellos es que la policía los hubiese detenido y golpeado por “alterar el orden público” – cosa que no pasó.

Ya eran las 9:00 am y arrancaron con Don’t let me down, la gente comenzó a congregarse abandonando sus ocupaciones y aplaudiendo desde las ventanas; el grupo continuó con I’ve Got a Feeling, en esta canción se les vio contentos, relajados, parecían un grupo de amigos disfrutando de la música, los disgustos, las peleas y discusiones pasaron de lado por un momento, así que inmediatamente continuaron con Get Back, sin embargo John se equivocó en el solo de guitarra y la reiniciaron, mezclándola con Danny Boy, un tema irlandés; finalizando con One after 909, un tema que grabaron al principio de su carrera y habían dejado en el olvido.

Apenas se tocó el último acorde, John Lennon cerró el concierto diciendo: “Quiero dar las gracias en nombre del grupo y espero que todos hayamos pasado la audición”. Entre aplausos y gritos, el grupo tomó sus cosas y bajó de vuelta al estudio, sin mirarse, sin decirse nada, pero sonriendo.

#Dato40 Los Simpson homenajearon este momento en el primer capítulo de la quinta temporada, donde Homero forma Los Borbotones y terminan tocando en la azotea del bar de Moe, momento en el que George Harrison (Quién igualmente prestó su voz), los ve a lo lejos y dice “Eso ya se ha visto”.

Una gran historia, uno de los momentos más memorables en la historia de la música, puedes ver el concierto en internet, ya que los dos Beatles que quedan se han negado en sacarlo en DVD, y esta noche lo recordamos en Quinto Poder a las 21:30 horas por la señal de Proyecto40.

Por Brandon Ortíz Reynaga.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40